Hada Arcoiris

A petición de una princesita a veces sirena a veces hada voladora, fanática de los arcoiris y del rosa, nació el hada arcoiris, un hada otoñal, muy de moda hoja caduca, que no se resiste a a ir por ahí arrancando sonrisas con sus coloridas hadas y su genuina personalidad. Nu dudéis en mandarle alguna señal de humo cuando estéis alicaídos o necesitéis una buena infusión de risas, porque ella es muy profesional y proactiva. El empoderamiento es su lema, ¡abajo procrastinación!.

Un consejo os doy: llevad con vosotros un buen diccionario, es un poco resabidilla y se las da de intelectual. Por lo demás un encanto

El otoño y la princesa

El verano está llegando a su fin, y las hojas empiezan a caer de los árboles, el moreno que tanto te ha costado conseguir se va a la porra y te enfundas los pantalones largos y el jersey. Pero a la princesa Irene no le importa nada porque ella vive feliz enfrascada en un buen libro de cuentos increíbles. Así  se le pasan las horas balanceándose en el columpio mientras un búho sonámbulo ve las hojas caer.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La princesa Claudia

Imprimir

La princesa Claudia es una niña muy especial.

Le gusta leer cuentos de princesas toooodo el rato mientras se balancea en el columpio colgado de una rama de árbol.

El búho Paco observa a la princesa con cara de desconfianza…¿por qué le gusta tanto leer a esta niña?.

Mientras, las hojas de los árboles caen y caen, dejando las ramitas pelonas para el invierno que se acerca.

princesa y buho copia

Un hada muy simpaticota, el hada Candela

Imprimir

¡Abra Cadabra pata de Cabra! ¡que este nubarrón se vaya!

Sí, sí,… seguía lloviendo a finales de octubre, cuando se me ocurrió diseñar este hada simpaticota, para una niña aún más simpática, que le chiflan las hadas y el color rosa, por supuesto. Así que se puso muy contenta de poder llevarla puesta a todas partes, en una amorosa camiseta de manga larga, muy calentita, estupenda para estos fríos que nos están llegando.

hada candela

El otoño ya llegó…

Imprimir

Esta simpática muñequita, está un poco sorprendida por que ¡no deja de llover en esta meseta nuestra! pero a ella le da igual porque se pone el chubasquero y las botas de agua y tan  contenta se va a jugar a la calle, llueva, truene o relampaguee.

Ahora que hace bueno y ya no llueve, las abejitas vienen a visitarla, pero ella no se quita la caperuza, porque le gusta mucho llevarla.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para una niña que se llama Luna le pintamos una camiseta de caperuza con una luna dormilona. Personaliza tu camiseta con tu nombre, quedará muy chula y solo la tendrás tú.